Solicitar una llamada

Mejores medios de pago: Las nuevas formas de manejar dinero

¿Estamos viviendo los últimos años del dinero en efectivo? Imposible saberlo todavía. Lo que sí sabemos es que hay posibilidades más allá del papel y de las tarjetas bancarias. Estamos en un momento de convivencia entre los medios tradicionales y otros que se abren paso a velocidad y ganan usuarios todos los días.

Ya hay muchos medios de pago para elegir. ¿Sabes cuáles son? Te hacemos un resumen del panorama.

Los nuevos medios de pago avanzan a paso de gigante

Imaginemos un perfil a medio camino entre lo tradicional y lo nuevo: un usuario que continúa llevando dinero en efectivo en el bolsillo, aunque utiliza con frecuencia la tarjeta bancaria para realizar todo tipo de pagos, hasta los más sencillos.

Además, consulta sus finanzas y realiza transferencias con fluidez desde su smartphone, compra por internet de forma habitual, seguramente tiene una cuenta de TPV Virtual, quizá también una aplicación de pago instalada en el móvil que usa cuando sale a cenar con los amigos…

Los nuevos medios de pago avanzan, aunque a distintas velocidades en cada continente, en función del acceso a internet, la bancarización de la población, la situación económica, las características, etc.

En China, por ejemplo, lo habitual es pagar con el teléfono móvil, mientras que el uso de tarjetas es prácticamente inexistente: solo los extranjeros aún llevan sus “plásticos” en la cartera. En EEUU la evolución del mercado presta especial atención al desarrollo del pago por voz. Latinoamérica avanza también en la implementación de medios de pago electrónico, siguiendo la tendencia mundial.

Europa continúa en el binomio “efectivo o tarjeta”, aunque con diferencias importantes entre países. España se sitúa en la cola de la aplicación de los medios de pago más innovadores (2016 fue el primer año en el que el pago con tarjeta superó al efectivo), mientras que los países del norte avanzan a más velocidad.

Medios de pago

¿Efectivo? ¿Tarjeta? O… ¿qué?

Para simplificar el mapa de medios de pago disponibles podemos hacer dos grandes bloques.

  • Papel: Dinero en efectivo, cheques, pagarés… Todos los que tienen un soporte físico, papel o moneda.
  • Electrónicos: El terreno en el que se están produciendo más cambios y en el que profundizaremos a continuación.

 Aunque, ojo, todavía se siguen usando mayoritariamente los medios de pago del primer grupo, la presencia de los nuevos es muy relevante ya, y es un sector en el que se producirán grandes cambios en los próximos años.

El smartphone, protagonista de los cambios

¿Pagar con el teléfono móvil en el supermercado? ¿Utilizar una aplicación para repartir el coste de una cena entre amigos? Crece la confianza en las nuevas fórmulas y se puede aventurar que en unos años el panorama de reparto de medios de pago habrá cambiado bastante.

El uso del smartphone tiene gran parte de “la culpa” de este cambio de hábitos a nivel mundial.

Es dispositivo más utilizado, superando con mucho al PC y la tablet. Año tras año ha ido “devorando” el mercado y aglutinando funcionalidades, y por eso se ha convertido en un imprescindible. Raro es que alguien salga de casa sin su teléfono móvil.

Los usuarios se sienten cómodos con este dispositivo, y por eso es fundamental para comprender la revolución en que está teniendo lugar en las formas de pago.

Medio de pago smartphone

Medios de pago: tendencias

Al ser un mercado en desarrollo las tendencias son cambiantes. Es un escenario además en el que compiten los bancos, tradicionales gestores financieros, con las llamadas fintech o entidades de pago, empresas de base tecnológica que ofrecen soluciones nuevas y distintas enfocadas a la digitalización del sector. De momento, estas son las tendencias principales en medios de pago:

Contactless

Es una de las tecnologías que está logrando mayor asentamiento. Nos referimos por ejemplo a las tarjetas de crédito y débito con chip, que ya hace algunos años que no necesitan pasar por la banda magnética del terminal de cobro.

Otra posibilidad de pago contactless es utilizar nuestro smartphone con NFC (Near Field Communication). Este protocolo ya se incorpora en la mayoría de terminales y permite que podamos realizar operaciones (efectuar pagos es solo una posibilidad) simplemente acercando nuestro teléfono a un terminal receptor

Es cómodo, para empezar, y las condiciones para verificar las operaciones permiten rebajar a mínimos el riesgo de fraude.

Entre las opciones de pago contactless están los wearables. Son, por ejemplo, las pulseras de pago que han propuesto algunas entidades bancarias o las que se utilizan para eventos concretos como festivales o paquetes vacacionales. También los relojes asociados a un smartphone podrían tener futuro en este sentido, pero habrá que esperar a ver qué prefieren los usuarios.

Pagos online

En este campo se está haciendo habitual el uso de los llamados eWallets, algo muy práctico para los compradores online. Son monederos virtuales que nos sirven para realizar transacciones electrónicas. Mediante la pasarela de pago podemos guardar dinero en nuestro monedero-no-físico, y disponer de él para realizar compras en comercios online.

¿Ventajas? La principal es que una vez tengamos nuestra cuenta personal abierta, no tendremos que compartir nuestros datos bancarios con ningún proveedor. Una contraseña basta, lo cual da confianza a los usuarios. Otro punto a favor es que podemos utilizarlo con comodidad desde las aplicaciones para móviles.

Peer to peer (P2P)

Aquí podríamos incluir también las transacciones Business to Consumer (B2C), porque básicamente se trata de lo mismo: realizar pagos móviles utilizando aplicaciones aceptadas por ambas partes.

En los últimos años han ido apareciendo aplicaciones que, si bien aún no están asentadas, van ganando usuarios. Cuando nos damos de alta tenemos que vincular nuestro número de móvil con una cuenta bancaria. A partir de ahí podemos hacer envíos de dinero a otra persona simplemente introduciendo su teléfono o correo electrónico.

Gigantes como Google o Paypal han lanzado sus propias plataformas para realizar pagos y cobros con el móvil, con la ventaja de que ya cuentan con millones de usuarios. Pero no son las únicas posibilidades. Las entidades bancarias, que luchan por mantener su posición en un mercado vertiginoso, también están promocionando sus aplicaciones, tratando de proponer condiciones que den confianza al usuario “novato” para ganar mercado.

En TPV Virtual somos expertos en medios de pago y podemos asesorarte en temas de última tecnología. Contacta con nosotros y cuéntanos tu proyecto. ¡Podemos ayudarte!

Publicaciones recientes

TPV virtual tradicional Web: ¿Qué es? y ¿Qué me cuesta?

¿Qué es una TPV? y ¿qué tipos te conviene?

Diferencias entre tarjeta de crédito y débito: ¿Las conoces bien?

Tarjetas de crédito falsas: conoce sus utilidades

Tarjetas de crédito online: fáciles y rápidas de solicitar

MEDIOS DE PAGO

Tpv Virtual Online

Cobrar por Teléfono o MOTO

Pagos Recurrentes

Cuentas Bancarias